Remy Bonjasky y su Muay Thai

remi-bonjasky1

Remy Bonjasky es lo que yo personalmente categorizaría como un arma letal, una máquina de matar, alguien que al suvirse a un cuadrilatero para practicar su deporte favorito: el k-1, es imposible de parar.

Remy nació en Surinam (pais del norte de Sudamérica) pero su familia se trasladó a los Paises Bajos cuando él tenía 5 años. Desde muy pequeño Remy empezó a practicar  muchos deportes siendo un chico siempre muy atlético. Comenzó a aficionarse al futbol pero una rotura de pierna le obligó a dejar de jugar. Fue entonces cuando dejó de practicar ese tipo de deportes y empezó a interesarse por otros de mas contacto, sin embargo su lesión de la pierla le mantuvo alejado de cualquier tipo de deporte hasta que a los 18 años un amigo  le llevó al Mejiro Gim, un gimnasio de Muay Thai y desde entonces comenzó a interesarse en la especialidad.

El Muay Thai es un arte marcial muy dura que deriba del kick boxing cuya característica principal es la utilización de codos y rodillas en el combate. Al igual que el kick, el Muay Thai tiene gran variedad de patadas y puños pero destaca porque le da más importacia a golpes secos y tajantes como puede ser un codazo. Esto convierte a cualquier practicante de este deporte en alguien muy rápido, habilidoso y sobretodo certero en sus golpes ya que para poder propiciar un rodillazo a un oponente hay que ser muy preciso y rápido porque debido a su complejidad, estos golpes son faciles de esquivar. Además los luchadores de Muay Thai tienen una cualidad única y es su habilidad para pegar grandes saltos en cualquier momento del combate, esto se debe a que los golpes de rodillas son utiles en costillas, bazo e higado pero sobretodo letales en la cara, al igual que los codazos en la nuca.

Es por todo esto por lo que un luchador de Muay Thai no destaca por su gran embergadura como puede ser un boxeador, sino que son menos corpulentos que estos para poder desplazarse de un lado al otro del cuadrilatero rapidamente y poder saltar e impactar con todo su cuerpo al oponente. Y Remy Bonjasky lo sabía, y poseía una constitución muy apegada a los requisitos del Thai asique rapidamente comenzó a destacar sobre sus compañeros de gimnasio.

Su primer combate fue a los 19 años ante un Holandes de artes marciales mixtas, Valentijn Overeem. Bonjasky ganó por K.O técnico y desde entonces centro su vida al Muay Thai para poder dedicarse profesionalmente y competir en los campeonatos de K-1 (el K-1 es la práctica del Muay Thai y otras artes parecidas en campeonatos profesionales).

Tras varios años de victorias logró participar y ganar en septiembre de 2003 el World GP 2003 en las Vegas II, lo que le permitió acceder al K-1 World Grand Prix en el que compiten los ocho mejores luchadores del año, en Japón. Se enfrentó a los mejores entre los que destacan Peter Graham, Cyrid Abidi y en la final logró ganar a Musashi que era el ídolo local por lo que se proclamó campeón del mundo de K-1.

Al siguiente año mantuvo su título de campeon derrotando al gran Ernesto Hoost (8 veces campeón del mundo, nadie le ha superado) en cuartos y otra vez en la final a Musashi, sin embargo al año siguiente cuando pretendía conseguir por tercera vez consecutiva el título fue derrotado por el neerlandés Semmy Schilt.

El siguiente capítulo de su vida está marcado por sus problemas personales como su divorcio que le apartaron del ring durante una temporada.

Sufrió una lesión en la ingle durante un combate contra el alemán Stefan Leko y sus siguientes combates estuvieron mellados por esa lesión.

Finalmente en julio de 2007 protagonizó una gesta heroica al ayudar a la policia neerlandesa a arrestar a dos criminales británicos por lo cual fue condecorado con la medalla al corage y al honor. Con esto su popularidad volvió a subir y regresó a los cuadrilateros en septiembre logrando el tercer lugar en el K-1 World GP.

Para poder exibir su técnica de combate al mundo entero, Remy Bonjasky se ha dedicado ultimamente a participar en combates extraordinarios contra los mejores combatientes de otras artes como el karate, boxeo e incluso sumo. Con estos combates a logrado gran popularidad venciendo a mitos del deporte de contacto como el famoso boxeador Mike Tyson, la bestia de 155 kilos de peso y dos metros de altura ex campeón mundial de K-1 Bob Sapp o el ex campeón de sumo.

Actualmente es el máximo aspirante al título mundial de K-1.

JUAN LUIS FERNÁNDEZ SUÁREZ

Anuncios
Published in: on enero 14, 2009 at 5:45 pm  Dejar un comentario  
Tags: ,